Fuerte y Sano a cualquier edad

«Desde tiempo romanos, el deporte ha sido sinónimo de VIDA. Los emperadores enviaban a sus hijos a la palestra donde entrenaban a realizar actividad física el  50% del tiempo y el otro 50% lo dedicaban a  cultivar su mente «

 

entrenar mejora tu calidad de vida 

¿cómo te notas con el paso de los años?

 

Diversos estudios demuestran que; si adaptamos el deporte a nuestra edad, conseguiremos vivir con una mejor calidad de vida.

 

¿ que necesitamos compensar con el paso de los años?

 
      • HORMONAS. La testosterona es la hormona más importante para el desarrollo muscular. Con el paso de los años y tras el pico más fuerte en la adolescencia, esta empieza a disminuir al igual que nuestro tono muscular. El entrenamiento de la fuerza ayuda a tu sistema a producir entre otras hormonas, la testosterona.  
      • ARTICULACIONES. Todas las articulaciones de nuestro cuerpo se ven sometidas a un desgaste con el paso de los años. El entrenamiento de la fuerza mejora el tono de la musculatura, ayudando a protegerlas en los movimientos cotidianos.
      • ENERGÍA. Tu sistema nervioso simpático es el responsable de mantenerte despierto y activo en tus tareas diarias. La actividad física en general, activa tu sistema nervioso, ayudándote a que tu día sea mucho mas efectivo.
      • MUSCULATURA. Tanto por la falta de hormonas como por la inactividad o la reducción de la misma, nuestro sistema muscular tiende al principio de economía «SI NO LO NECESITO ME LO QUITO DE ENCIMA. Y así mi cuerpo va a prescindir de todo lo que no necesite para optimizar al máximo su energía. Esto es una trampa, porque la falta de tono puede reducir tus necesidades energéticas, pero disminuye tu movilidad y funcionalidad

¿QUÉ BENEFICIOS TIENE entrenar a cualquier edad?

  • Vida más sana

 

  • Huesos más fuertes

 

  • Mejora de movilidad general (más flexible)

 

  • Reducir el dolor muscular (lumbalgias y cervicalgias

 

  • Mejora de la movilidad general

 

  • Compensación corporal ( evitar zonas más débiles que otras)

 

  • Menor riesgo de caídas.

 

  • Menor riesgo de lesiones graves, por ejemplo, fracturas de cadera.

 

  • Pérdida más lenta de masa muscular. 
 

 Afortunadamente, las personas vivimos más tiempo, pero nuestra calidad de vida depende de nuestra salud. La actividad física diminuye las posibilidades de tener enfermedades comunes. 

Sin Comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.